Debido a la crisis sanitaria que vivimos en los últimos años, cada vez ha sido más necesario crear estrategias de e-learning en las empresas, al no poder realizar las tradicionales capacitaciones presenciales, teniendo que migrar a formatos completamente virtuales. Afortunadamente, las opciones tecnológicas son sumamente amplias, y se encuentran disponibles para la implementación de estas estrategias.

Es importante que antes de comenzar con este proceso de implementación, las empresas se replanteen las prácticas actuales de capacitación que han utilizado, y así modernicen y adapten sus esquemas a esta nueva normalidad. A continuación, le presentamos algunos consejos para lograr programas de e-learning con impacto:

  • Establezca un camino a seguir: Para comenzar este proceso, es necesario tener un camino claro, comenzando por el “por qué”. Procure diseñar sus cursos con una meta definida y que motive a sus colaboradores a seguir con estos programas para asegurar un resultado óptimo. Es crucial concentrarse en los objetivos de aprendizaje para los colaboradores, dejando claras las expectativas para transferir el conocimiento de manera adecuada.
  • Resuelva problemas y necesidades: Un programa de e-learning debe estar diseñado para facilitarle a sus colaboradores sus tareas diarias, por lo que deben entregar un valor agregado para ellos, brindándoles conocimientos o habilidades relevantes en sus puestos de trabajo. El contenido de los cursos, además, debe ser informativo, interesante y relevante para el colaborador.
  • Enfoque a colaboradores: Los cursos de e-learning deben estar centrados en ofrecerle al colaborador un valor, por lo que al desarrollar el contenido, se debe tener en mente el público hacia el que va dirigido, para crear un sentimiento de personalización que capture la atención. En este punto, debe considerarse la experiencia del usuario, que será clave para motivar y comprometer a los colaboradores a seguir el programa establecido. Además, es necesario considerar que una estrategia de e-learning no solo debe transmitir información, sino asegurar la retención de ésta. Esto puede lograrse mediante varios métodos como evaluaciones continuas o cursos cortos o módulos en serie, para distribuir el contenido y evitar saturar al colaborador de información, para que pueda procesar adecuadamente lo visto en el módulo.
  • Proyecte y respete un presupuesto: Una estrategia de este tipo generalmente requiere de una inversión importante, por lo que es necesario establecer claramente el presupuesto con el que se cuenta, considerando aspectos como software, staff, sistemas, etc., y apegarse lo mejor posible al monto establecido.
  • Inculque el aprendizaje como parte de la cultura organizacional: Hoy más que nunca, las empresas deben promover en su personal la innovación y ganas de aprender, lo que implica convertir la información en algo valioso que invite a los colaboradores a saber más. Implementar una estrategia de e-learning no solamente implica brindar información, sino hacerla parte de la vida cotidiana.

Capacite a sus equipos de forma digital con Netec y transforme su organización. Conozca nuestro conjunto de servicios físicos y digitales que proveen a los participantes y administradores de la capacitación recursos para optimizar y elevar la efectividad de sus programas de aprendizaje, incluyendo acompañamiento y seguimiento constante.

Pregunte por nuestras librerías digitales actualizadas con lo último de la tecnología y elija la que más se adecúe a sus necesidades empresariales. Contáctenos para apoyarlo en el logro de sus objetivos.